Hostpal - Imagen de portada

Consejos para alojar extranjeros

09 enero, 2022

Muchos hemos estado en ese momento en el que llegamos a un lugar nuevo, cansados por la diferencia de horario, frente a barreras culturales y de idioma, con una curiosidad enorme pero también la añoranza del hogar que todas estas diferencias hacen sentir tan lejano… entonces¿ cómo qué podemos hacer para que nuestros visitantes se sientan como en casa?

1: Las buenas bienvenidas son entrañables

Puedes bienvenir a los viajeros con la calidez mexicana que tanto nos destaca. Hazlos sentir cómodos y abrazados por la cultura y el lugar al que se están adentrando. Puedes hacer letreros de bienvenida en su idioma y en español, puedes dejarles algún regalo o sorpresa mexicana, algún tequila o mezcal de bienvenida, algún dulce o algún detalle que sepas les hará sentir que es un viaje especial desde un inicio.

2: Guía clara de tu localidad y de tu casa

Google translate y muchas páginas más te pueden ayudar a traducir a casi cualquier idioma para poder recibirles con las normas de uso del espacio y una guía que les hablé de tu ciudad o pueblo. Por supuesto que el inglés es un comodín, pero será mucho más especial y personalizado que consideres su idioma, al menos algunos detalles o escritos de la guía.

3: Información clara sobre los servicios y detalles importantes

Aunque seguramente el funcionamiento no es tan distinto, es importante que haya una guía (ya sea en su idioma o en inglés) para el uso de electrodomésticos, detalles importantes de la casa y algo muy importante una guía de dónde comprar y conseguir productos básicos o de viaje que puedan acabarse o perderse. Incluso puedes disponer de distintos tipos de adaptadores eléctricos, para los viajeros que vienen “del otro lado del charco”. Busca que esta guía de servicios los haga sentir como un habitante más de ese lugar.

4: Impulsar y compartir las experiencias locales:

Como en otro post del blog de HostPal compartí, el apoyo y la inclusión en las experiencias turísticas de la cultura local no solo es una cuestión ética, sino que también es lo que los extranjeros buscan. Cuando visitamos un nuevo lugar, sabemos por internet y por libros y publicaciones de recomendaciones sobre las actividades “hip” y los mejores restaurantes y todas aquellas vivencias que en gran medida están pensadas para el turismo. Claro que son disfrutables y divertidas, sin embargo también buscamos ver más allá, queremos integrarnos y conocer un poco más de lo que es local. Que emocionante resulta cuando vamos a ese puesto delicioso de comida en donde rara vez hay extranjeros y descubríamos que es lo que realmente se come en nuestro destino de visita, mas que lo que nos dicen que se come en el restaurante famoso ; nada como descubrir rinconcitos de belleza local, de aquella música que va la gente de siempre a disfrutar, poder ver y adentrarnos en las dinámicas cotidianas reales, más que lo que se nos pinta como tal. Por ello puedes incluir en tu guía de visitas aquellas actividades y puntos que consideras son claves para adentrarse y conocer lo que realmente es local, siempre tomando en cuenta la seguridad de sus huéspedes, por supuesto. Irónicamente lo “cool” del momento es lo local, así que ¡inclúyelo con orgullo!

5: Curiosidad, paciencia y empatía

Por último y quizá la más importante, son estas tres, las madres de toda buena relación. Para entablar relaciones con personas de otras latitudes y culturas es importante recordar que partimos de las diferencias, y por tanto compartir y conocer estas diferencias, así como tratar de entenderlas, es muy importante. Preguntales sobre sus intereses, sobre tu cultura y sus raíces, sobre las estas diferencias culturales y hacerlas notar desde un lugar que genere comodidad. Por ejemplo bromear sobre lo que aquí es políticamente correcto y no (puesto esto también les ayudará a ellxs a moverse con mayor facilidad en una nueva cultura) y que ellxs te compartan que es correcto y no es su cultura. Por supuesto que habrán muchas disparidades, y son estas en las que pueden encontrar el refugio de la broma. Puedes compartirles un pequeño glosario de palabras importantes de la jerga mexicana y extender la generosidad y calidez que tanto nos destaca. Pregunta por sus intereses, qué es lo que les lleva a conocer tu cultura y crear una complicidad que lo haga sentir cómodos, y de alguna manera, en casa.

Ponte en las lugares del viajero, comparte y pregunta, comprende que tan distintos somos y recuerda, que más que las similaridades, son las diferencias las que nos permiten expandirnos y entablar complicidades con los otros.

Escrito por Eva Luna