Hostpal - Imagen de portada

Los 5 errores más comunes como anfitrión de Airbnb

02 enero, 2022

Empezar un negocio de renta vacacional es todo una aventura y como en cualquier emprendimiento es común cometer errores en el camino, sobre todo al principio. Estos errores te pueden costar tiempo, dinero y por su puesto aunque tu tía Carmelita diga que “nadie experimenta en cabeza ajena” los que te vamos a mencionar son muy prevenibles.

Nos dimos a la tarea de organizar una lista de los que creemos son los errores más comunes y te daremos algunos tips sobre como puedes evitarlos (así como tu crush evita tus mensajes).

1.- Poner fotos terribles

Así es, las fotos de tu celular no funcionan en Airbnb. Recuerda que cuando un viajero busca algún destino, tu propiedad va a salir en una lista y nadie hará click en tu cuarto súper obscuro o tu foto borrosa y pixeleada. Es importante contar con fotos de buena calidad, con una buena iluminación natural (luz del sol) y que den una idea del espacio, comodidades, zonas comunes y alrededores de tu propiedad. Contrata a un fotógrafo profesional, de preferencia con experiencia previa en propiedades o pide prestada una cámara y saca el Chivo Lubezki que llevas dentro. Podrás ver de inmediato mayores reservaciones cumpliendo con este primer tip

2.- Información errónea

¡No pongas NADA que no sea verdad en tu anuncio! Procura no obviar y no sobre vender demasiado cualidades como la ubicación o la antigüedad de la propiedad, los huéspedes tomarán LITERAL todo lo que diga tu anuncio. Hemos visto errores desde poner ubicaciones inciertas o confundir a los usuarios con títulos como a “unos pasos de la playa” cuando esta a media hora en coche.
Es igual de importante no exagerar las bondades como señalar las situaciones de las que se podría quejar un huésped como “camino de difícil acceso” o “no contamos con internet” , no ganarás nada ocultándolo y mencionarlo te ahorrará problemas en el futuro con huéspedes molestos o malas reseñas. Recuerda que las plataformas digitales están basadas en un sistema de confianza por lo que te podrás salir con la tuya una primera vez pero nunca una segunda.

3.- Solo promocionarte en Airbnb

Estamos de acuerdo que Airbnb es la plataforma de rentas vacacionales más grande del mundo y vaya que es grande, sin embargo no es la única, por lo que no debería solo ser ésta tu alternativa para generar reservaciones. Prueba otras plataformas para tu mercado como Booking.com o VRBO, sus interfaces son igualmente muy fáciles de utilizar y te generaran reservaciones adicionale; eso sí, asegúrate de leer muy bien sus términos y condiciones para estar totalmente de acuerdo con ellos y mantén tu calendario completamente sincronizado o utiliza algún software para sincronizarlo, no quieres tener penalizaciones por cancelar reservaciones duplicadas.

4.- Tener siempre el mismo precio

La primera diferencia que deberás entender al entrar al negocio de rentas vacacionales es que no es nada parecido al negocio del arrendamiento. Una propiedad rentada por año o arrendamiento tiene el mismo precio todos los meses y una rentabilidad garantizada, una propiedad en renta vacacional tiene un precio variable por noche y este debe cambiar en función de la oferta y la demanda. Dicho en otras palabras, tu precio no puede ser el mismo en Navidad que en el primer fin de semana de Agosto.

No hay mayor confusión en rentas vacacionales que querer sacar todos los meses lo mismo, tendrás que aprender a sacar la mayor rentabilidad posible en las temporadas altas y ajustar los precios y tu presupuesto para las temporadas bajas. Cambia tu precio de acuerdo a las temporadas, investiga cuando son las temporadas altas, medias y bajas en el destino en donde se encuentra tu propiedad al igual que los eventos que generen afluencia de gente y corre a cambiar tu precio para esos días. También es muy importante entender si tu destino es un lugar de fin de semana, tu precio entre semana no debería ser el mismo que en fin de semana ¡Ve a cambiarlos! me lo agradecerás.

5.- No contar con lo esencial para tus huéspedes

Tener esenciales es un ‘must’ del hospedaje, te puede ayudar muchísimo a mejorar la calidad de tus reseñas y aumentar tus reservas a futuro. No hay nada más molesto que llegar a un lugar y que ni un vasito de agua te ofrezcan, por lo que es importante que consideres dentro de tus gastos insumos consumibles básicos para tu propiedad. Por mencionar algunos: papel de baño, jabón para manos, jabón para trastes si tienes cocina, bolsas de basura, entre otros. Por mas que tal vez te parezca lógico es uno de los errores más comunes con los que nos encontramos y es una de las quejas más recurrentes de los huéspedes. Es muy importante hacer bien cálculos y dejar suficiente de estos insumos para la duración de la estancia y número de huéspedes.

Espero que con estos consejos puedes comenzar tu camino de súper anfitrión más tranquilo y si resulta demasiado abrumador para ti no dudes en contactarnos para que te expliquemos como el servicio de HostPal puede ayudarte a ser un anfitrión exitoso y generar más ingresos sin preocupaciones.

Escrito por Luis Best (HostPal Co-founder – COO)