Hostpal - Imagen de portada

Navidades a la mexicana

19 diciembre, 2021

Nuestro país es rico en costumbres y diversidad , la mezcla y el sincretismo ha podido generar un basto universo de celebraciones y por tanto experiencias. Aquí te contamos un poco de algunas tradiciones que puedes encontrar en varios estados del territorio mexicano (y faltaran muchas más).

Si tienes alguna propiedad en los siguientes estados, quizá quieras contarlos a tus huéspedes de las increíbles y distintas experiencias navideñas que pueden conocer.

En Morelos, en varios pueblos, y específicamente en el pueblo de Tepoztlán, están las tradicionales posadas, en cada una de las iglesias de los 9 distintos barrios, cada noche desde el 1ero de diciembre hasta el 24 de diciembre, tocan las campas, hacen cantos para recibir a los peregrinos y al terminar se les entregan las colaciones (dulces, frutas, golosinas) a quienes acudieron; así mismo unos días antes de la navidad, por el centro del pueblo hacen la caminata de las estrellas, en donde sobretodo niños, pero también adultos, recorren las calles del centro llevando por estandartes hermosas estrellas que hacen con carrizo y papel de plástico de colores, las cuales luego ponen afuera de sus casas. El 24 en la noche empieza el arrullo del niño, cada casa que tiene un niño dios invita a sus vecinos a bien venir y arrullar a un respectivo niño dios y así toda la noche. Así mismo, en cada barrio 3 personas son designadas como reyes magos y hacen un recorrido, durante toda la noche, por todas las iglesias del municipio, para poder entregar los regalos de los 3 reyes magos al niño dios.

En Michoacán, existen distintas festividades, sincretismo de la cultura purépecha con la tradición católica, convergiendo en maravillosas danzas y tradiciones. Entre ellas se encuentra la fiesta de Takari, la cual de lleva a cabo en el pueblo de Tarímbaro , donde se realiza una danza por varias calles del pueblo y se recoge heno para realizar el lecho del niño dios.

Así mismo las figuras del nacimiento son fabricadas de manera artesanal, ya sea con madera tallada o cera, como es el caso de Morelia y Jacona; con textiles, en el San Lorenzo Purenchécuaro; y de hoja de maíz y fibras vegetales en el Pátzcuaro y Zirahuén.

Al momento de poner el nacimiento este es decorado con elementos de danzas tradicionales del estado como lo son la danza de los viejitos y la danza de los moros, y también se agregan imágenes de la vida cotidiana, como mujeres moliendo en metates o bien pescadores con redes de mariposa.

También en el pueblo de Quinceo (poblado de Paracho) se lleva a cabo la fiesta Uarokua, en la que se representa el momento del corte del cordón umbilical del niño dios.

Por su parte en Veracruz y Yucatán se lleva a cabo la celebración de la rama. Se prepara con una cajita decorada en la que colocan una imagen de la Virgen María o la del Niño Dios, que iluminan con una pequeña vela, y una rama de areka o limonaria, adornada con globos, juguetitos y motivos navideños. Esto representa un altar móvil, el cual pasean por donde les sea posible, coreando cantos navideños en busca de una colación. Llegan a casas, tocan los timbres, dicen “Llegó la rama” y regalan un canto, quienes dan colación , si es que de les da colación cantaran al final “ya se va la rama muy agradecida porque en esta casa fue bien recibida. Pasen buenas noches, así les deseamos… “, o si es que no sé les da nada “Ya se va la rama con picos de alambre, porque en esta casa están muertos de hambre…”… Así que mejor darles aunque sea un par de frutas.

Por otra parte en la ciudad de Oaxaca, en la noche del 23 de diciembre, noche de paz, se realiza un exhibición y concurso de diseños navideños hechos con rábano. En estas se puede encontrar desde motivos navideños, nacimientos, reyes magos, personas, animales, iglesias, nacimientos y demás.

Por último, en Tepozotlán Estado de México, se realizan unas emblemáticas y bellísimas pastorelas, en donde mezclan elementos de la tradición católica y de las tradicionales pastorelas, con elementos de la cultura mexicana y de las tradiciones indígenas de la zona. Estas representaciones teatrales pueden tener hasta 150 participantes y se llevan a cabo en el ex convento jesuita del poblado.

Acompañados de mariachi, de banda, cantos, cohetes, y alegría, regalan a los visitantes y a los residentes una maravillosa puesta en escena que celebra la vida, el amor , la paz y la diversidad cultural.

Así que , si tu propiedad se encuentra en alguno de estos lugares o bien tú y tus seres queridos estarán por ahí, no pierdan la oportunidad de descubrir nuevas y maravillosas costumbres de navidad.

Escrito por Eva Luna